terapias psicológicas

Tipos de terapias psicológicas y sus características

Aunque no te lo hayas planteado existen diferentes tipos de terapias psicológicas. Hay tantas como personalidades tienen las personas. No existe un enfoque psicológico mejor o peor que otro, simplemente hay enfoques que se adaptan mejor a unas personas que a otras. La función del terapeuta es evaluar y determinar cuál es la terapia que mejor se adapte al paciente, y su efectividad dependerá de sus habilidades.

En este artículo te contamos los tipos de terapias que puedes llegar a encontrar como paciente y que puedes llegar a realizar como especialista. Como con todo, en la psicología también hay innovación y por eso siempre salen nuevas terapias para conseguir mismos resultados.

Las terapias

Es un concepto bastante antiguo y muy amplio. Es cierto que este concepto se asocia directamente a la psicología, pero la terapia se aplica también en otros campos de la salud. A la hora de hablar de psicología, con terapias nos referimos al tratamiento de trastornos del comportamiento, emociones y del pensamiento. Tratamiento de una enfermedad con el objetivo de solucionar problemas psicológicos.

Las terapias pueden ser procedimientos o tratamientos, higiénicos, farmacológicos, quirúrgicos o por otros métodos, teniendo siempre el objetivo final de curación o alivio de síntomas. En el transcurso de los años se han desarrollado muchos rituales para el tratamiento de dichos trastornos. Relacionados con metáforas sobrenaturales y animistas, como el famoso tratamiento de la posesión.

Durante la primera mitad del siglo XX, se desarrolla y expansiona el psicoanálisis, armándose como el abordaje psicoterapéutico hegemónico.

 Cambios en las terapias

En los últimos años se ha producido un gran desarrollo de las terapias psicológicas en diversas áreas. Cada vez son más las causas por las que un paciente decide buscar ayuda psicológica, más allá de los motivos tradicionales. No siempre un tratamiento eficaz en un ensayo clínico resulta efectivo en la práctica clínica habitual.

 ¿Qué es la psicoterapia y ejemplos?

La psicoterapia o terapia psicológica es el conjunto de técnicas que emplea el psicólogo clínico, con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes. Generalmente se refiere al tratamiento de los trastornos de la salud mental, consistente en hablar con un psiquiatra, psicólogo u otro profesional de salud mental. Durante el proceso de psicoterapia se aprenderá acerca de la enfermedad o trastorno que padeces y el cómo influye a tu estado de ánimo.

¿Por qué acudir a terapia psicológica?

Este tratamiento ayuda a aprender cómo tomar el control de tu vida y responder a situaciones exigentes mediante estrategias saludables. Siempre con la intención de hacer frente a desafíos o situaciones extremas.

Puede ser útil para casi todos los problemas de salud mental como son: los trastornos de ansiedad, esquizofrenia, trastornos de alimentación, entre otros. Pero, además, no necesariamente tienes que estar diagnosticado con una enfermedad mental si no que puedes buscar ayuda para cualquier conflicto o preocupación de tu día a día. Situaciones que pueden afectar a cualquiera.

Las terapias psicológicas cuenta con más beneficios que riesgos, pues su fin es lograr superar problemas por lo que de lo contrario no tendría mucho sentido. El problema se da porque esta terapia explora sentimientos, recuerdos o experiencias dolorosas, esto puede conllevar un sentimiento de incomodidad emocionalmente.

He aquí la importancia de buscar un terapeuta especializado y capacitado para hacer que tu experiencia durante el proceso sea lo más grata posible. La intención es aprender a desarrollar habilidades que te ayuden a hacer frente desafíos o situaciones negativas o que te provoquen temor.

Objetivos de las terapias psicológicas

Como hemos explicado con anterioridad, algo que no es un secreto para nadie, los pacientes que deciden acudir a terapia buscan solucionar un problema. Podemos encontrarnos ante personas con un problema determinado o una enfermedad diagnosticada. Pero también hay casos en los que las personas buscan entender el origen de su comportamiento. Quieren aprender a controlar situaciones de estrés o ansiedad y no saben cuál es el desencadenante.

En todos estos casos, encontramos pacientes que buscan terapeutas que les ofrezcan confianza y, sobre todo, compromiso. Las ofertas de empleo de esta rama han crecido considerablemente, al igual que las tendencias a comenzar estudios psicológicos.

 Aumento de la demanda en tratamientos psicológicos

Las cifras en psicología son muy altas, cada vez más y es que desde que comenzó la pandemia mundial del COVID-19, la necesidad de la terapia psicológica no ha dejado de crecer. Sabiendo que, desde el inicio de la pandemia, la ansiedad y la depresión son cuatro y tres veces más frecuentes que antes.

En 2021 se hablaba de las siguientes cifras: En España, el 41,9% de la población ha sufrido problemas de sueño y el 38,7% se ha sentido cansado o sin energías. Las cifras de los psicofármacos son escandalosas, habiéndose recetado mas del doble de ellos. Percibiéndose un crecimiento del 7% con respecto al año anterior. Por último, los casos de depresión mayor y trastornos de ansiedad en el mundo han aumentado un 28% y 26%.

psicología y terapia

Tipos de terapias psicológicas

A continuación vamos a explicar las cuatro terapias psicológicas más conocidas y utilizadas: 

 Terapia cognitiva- conductual

Este tratamiento consiste en una serie de técnicas que se centran en modificar la forma de pensar y actuar del paciente, y enseñarle habilidades para afrontar mejor los problemas. Parte de la idea de que nuestras diferentes situaciones y  pensamientos si lo llevamos de una forma negativa afecta a nuestro comportamiento y a la forma de sentirnos, provocando fobias y trastornos.

 Terapia sistémica

En este caso se le da importancia a la vida social de las personas, modificando los patrones de interacción entre ellas, es decir, no se toman los trastornos como una circunstancia individual, sino que se atribuye a la patología de la relación. Dirigida especialmente a parejas y familias por el sentimiento de permanencia.

 Terapia psicoanalítica

Esta terapia es la más conocida. Se basa en el análisis de las emociones y comportamientos inconscientes de las personas que se suelen originar en la niñez. El terapeuta se encarga de sacar a la luz estos conflictos inconscientes que afectan a la persona. Dichos conflictos marcan el comportamiento y se ven reflejados en los sueños, emociones, pensamientos, etcétera.

 Terapia humanista 

El paciente es visto como el principal actor en su búsqueda existencial. Esto le obliga al paciente a preguntarse el «por qué» de lo que le ocurre, el significado de lo que está viviendo y qué puede hacer para mejorar su situación. El papel del terapeuta es secundario, tiene que permitir que el paciente encuentre por sí solo las respuestas.

Los beneficios que se encuentran en la terapias psicológicas

La terapia psicológica o psicoterapia es una manera eficaz de resolver los problemas y trastornos psicológicos. Se pueden enumerar muchos beneficios a la terapia psicológica. Cada persona es un mundo como se suele decir y cada persona tiene una personalidad y revuelve sus problemas de forma diferente. Dos personas pueden vivir un mismo acontecimiento y cada una lo afronta de distinta manera. Es por ello que cada persona necesita saber qué tipo de terapia puede llegar a necesitar.

A continuación, vemos los beneficios más recurrentes de asistir a terapia.

 Sentirnos mejor

Si un objetivo busca un paciente a la hora de comenzar una terapia es el hecho de sentirse mejor. Todos queremos sentirnos bien, en calma, en paz, tranquilos con nosotros mismos. Pues la terapia te ofrece esa seguridad y el profesional que imparte dicha terapia es el encargado de ello. Logra canalizar los problemas que ocasionan el malestar o dolor, consiguiendo una conversación en tranquilidad y confianza.

Modifica las creencias absolutas

Muchas veces vivimos una experiencia y la recordamos de una manera determinada, que puede llegar a ser errónea o que simplemente produzca dolor. La terapia consigue eliminar esa creencia absoluta, esa creencia que parece que no hay otra realidad y que eso nos causa malestar. Es necesario ir modificándolas ya que se puede ir adquiriendo a lo largo del tiempo. La intención del terapeuta es identificar dichas creencias, analizarlas y por último, modificarlas.

 Te ayuda a vivir en armonía

La falta de armonía en nuestra vida se traduce con angustia y estrés, incluso ansiedad. Esto puede deberse a problemas de crisis existenciales que se pueden solucionar encontrando el bienestar y nuestra paz interior. De esta manera afectará en una forma positiva en nuestra salud mental.

Esperamos que os haya gustado este artículo y servido de ayuda, tanto si eres especialista como paciente.

Para finalizar este post, os recomendamos que leáis estos 15 hábitos para conseguir un bienestar psicológico en tu vida cotidiana.

  

También puede interesarte